Y si amanece, por fin

La noche sabinera deja huella…

Olvídate del reloj nadie se ha muerto por ir sin dormir una vez al currelo
porqué comerse un marrón cuando la vida se luce poniendo ante ti un caramelo.

Anda deja que te desabroche un botón,
que se come con piel la manzana prohibida.
y tal vez no tengamos más noches,
y tal vez no seas tú, y tal vez no seas tú, la mujer de mi vida.

Cambio en Coslada

Sebastián, el de las revistasAcabo de llegar de certificar la derrota del PSOE en Madrid en su sede del Círculo de Bellas Artes. Palmaron los dos, pero al menos Sebastián nos lleva en el corazón.

Lo tomo de elpais.com. PSOE+IU= Cambio en Coslada.

Enhorabuena, Diego y cía. Adiós a Huélamo, Ginés y demás personajes impresentables.

No puedo decir lo mismo de “mi Salamanca”, ni felicitar a Paquito por el triunfo en la Fuente. Me duele especialmente aquello que le dijo el cacique Lanchas a Alfonso, lo de “os morireis pisando barro para entrar a casa”. Así ha sido y sigue siendo… Muy triste lo de mi provincia debilidad.

Soy mayor

Ya sabeis que apenas veo tele, pero desde mi reciente adopción termino cenando con la caja catódica puesta. Normalmente me hace una selección delicatessen con CQC como delicia y algún reportaje “reserva 2007” de Cuatro. De postre, algún que otro día, se tira el rollo y me pone brandy o licores exóticos de los setenta, de cuando “Los Reporteros”. Son cenas periodístico-audiovisuales de lo más satisfactorio.

Con las prisas, el jueves terminamos tomando fast-food en forma de Isla de la Famosos y pusieron un anuncio, magnífico, que me hizo gracia pero que me dejó pensando: “mierda, qué vieja soy”. Al menos no coincido en todos los puntos…

Elecciones y sorpresas argentinas

¿La política es un cuento?Las elecciones están a la vuelta de la esquina. Tengo curiosidad por ver la película que se estrena el próximo viernes, sobre dos candidatos idénticos sólo que uno dice ser de izquierdas y el otro de derechas.

Vi el cartel en Fuencarral, yendo de camino a comer con Mary y David, para conocer a mis “nuevos hermanitos” argentinos: Lore y Pablo. Son tal como me los imaginaba.  Me pusieron al día de las cosas de Argentina, como que mi querido Juan Cabandié anda también en campaña y ¡tiene blog!

Me encanta que desde aquí pueda saber qué ocurre allí, aunque no pueda decir lo mismo nuestro embajador favorito.