en Melodías y sonidos para una vida desafinada

Papá, cuéntame otra vez…

Ismael Serrano apoyó a los médicos y trabajadores del hospital Severo Ochoa haciendo lo que mejor sabe: cantar letras de dulce fiereza, rascando conciencias y acariciando palabras.

«Ya no mueren en Bosnia, ahora mueren Bagdad»

Se la quiero dedicar especialmente al nuevo presidente de Francia, a nuestro amigo Sarko, por querer enterrar el mayo del 68.

¿Qué habría sido de mi de no ser hija de soñadores?

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Vaya, precisamente el otro día salió la canción en el iPod y me pregunté cómo la cantaría ahora, porque supuse que de alguna forma Iraq tendría que reemplazar a Bosnia. Gracias por resolverme la duda :)