en Melodías y sonidos para una vida desafinada, PTlife, Visto por ahí

Soy mayor

Ya sabeis que apenas veo tele, pero desde mi reciente adopción termino cenando con la caja catódica puesta. Normalmente me hace una selección delicatessen con CQC como delicia y algún reportaje «reserva 2007» de Cuatro. De postre, algún que otro día, se tira el rollo y me pone brandy o licores exóticos de los setenta, de cuando «Los Reporteros». Son cenas periodístico-audiovisuales de lo más satisfactorio.

Con las prisas, el jueves terminamos tomando fast-food en forma de Isla de la Famosos y pusieron un anuncio, magnífico, que me hizo gracia pero que me dejó pensando: «mierda, qué vieja soy». Al menos no coincido en todos los puntos…