¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Digan lo que digan, los ricos seguirán siendo ricos gobierne el PSOE o lo haga el PP. ¿O los dueños del Corte Inglés lo han dejado de ser cuando ha llegado Zapatero?. Y que yo sepa, muchos socialistas no es que sean pobres que digamos.
    Se terminaron los prejuicios en el que los de izquierdas defienden a los obreros y son de estatus o clase social más baja y los de derechas defienden a los patrones y son de clase social más alta.
    Ahora ya no nos diferenciamos por eso.

  2. Butzer, tienes toda la razón. ;) Son diferentes maneras de resolver un problemas, pero cada día se trata menos de ricos y pobres. Casi te diría que se trata de una actitud ante la vida.
    Esto de las galletitas tiene más de coña interna que de contenido político estricto.

  3. Quizás haya parecido algo brusco en mi post, lo siento. Pero siempre estamos con los mismos prejuicios irracionales. Se necesita una diferenciación ideológica. Por cierto con respecto a lo de las galletas, se de muy buena tinta que las que venden empaquetadas con la marca de Hipercor son las mismas que puedes encontrar en un Plus o en un Lidl.Eso sí, las del Lidl valen menos. Para que vea uno lo tonta que puede llegar a ser la gente.