en PTlife, Toros y taurinos

Pamplinas

Cuentan la anécdota de que alguien gritó en una ocasión a Esplá en Sevilla: «Tienes más pamplinas que un mueble bar». Lo acusan de «excesiva teatralidad», de «detallitos de cara a la galería» y lo hacen los que no distinguen entre forma y función porque todas esas pamplinas tienen un por qué.

Si no, ante los lamentables hechos del pasado jueves en la plaza de toros de Alicante, ¿quién era el director de lidia? ¿Creíais que era parafernalia lo de acompañar al caballo?

Deja una respuesta a Mikel Cancelar respuesta

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. muchas veces parece que las cosas «funcionan» por sí solas y que, por ejemplo, si el toro se va al picador que guarda la puerta es «porque quiso»… y todo tiene su función, y además es bonito de ver, en muchos sitios parece que se hace todo deprisa que lo que importa es la muleta, y así nos perdemos dos tercios (literalmente y en tiempo) del asunto.

  2. Totalmente de acuerdo, Rosa. Además, yo creo que esa dejación de funciones es la consecuencia del toro tullidito y bobalicón que suele salir. La relajación y la falta de tensión es bien patente. Sin embargo, suele ocurrir que cuando sale el toro-toro con sus problemas y sus peligros lo que suele haber es PÁNICO (por la falta de costumbre). El conocimiento, la atención, la colocación en el ruedo, o sea, las «pamplinas» pueden salvar evitar percances como el de Alicante.

Webmenciones

  • Junio 2007 « Blog de Rosa J.C. 25/06/2007

    […] de Alicante iba a traer cola. No sólo por la desorganización en la plaza, sino por la sensación de estafa que les quedó a […]

  • Rosa J.C. » Blog Archive » Periodismo ciudadano para hámsters contestatarios 25/06/2007

    […] de Alicante iba a traer cola. No sólo por la desorganización en la plaza, sino por la sensación de estafa que les quedó a […]