en Pongamos que hablo de Madrid, PTlife, Vender la moto

Un día con «La Jorja»

Desde por la mañana hasta ponerse el sol estuve con «La Jorja». Toda una experiencia, grata y sorprendente. A la vez que sencilla, natural, normal.

Gracias por la hospitalidad y la oportunidad, Jorge. También a Marcus, Roberto Navazo y el resto de amigas de Jorge.

Ps.: Dani & friends, espero que entendais por qué no fui. No había manera de cruzar y tenía que escribir esto.

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Una pregunta «tésnica». ¿Qué cámara usas «pofesionalmente»?
    Es sólo curiosidad.

    Yo estoy llenando la hucha para pasarme a una réflex digital y me paso el día mirando tiendas, webs y foros.

  2. Hola Lobo!
    Yo también ando detrás de una réflex. Me quita el sueño la nueva Olympus 510 con el kit de doble lente. ;)
    En febrero de 2005 me compré una Konica Minolta, la A200, que en ese momento era la caña: 8mp, óptica fija pero muy luminosa, además 18-200mm y uso como réflex (barril), pero sin intercambiar la lente. Estoy contenta con ella, pero le falla el buffer y es algo lenta en el enfoque.

  3. Yo llego tarde a todo. En el 2002 se estropeó mi Praktica B100 (hech en la RDA, qué tiempos) y me pasé a las réflex autofocus. Fui a por la Pentax más sencilla: La MZ-50.

    Sabía que las cámara analógicas estaban condenadas a la larga pero no esparaba que sólo tres años después estuviera harto de dejarme euros y euros en revelado en papel, cuando el destino de la mayoría de mis fotos era la pantalla del PC. Así que a finales del 2005 me pasó al mundo digital, sabiendo igualmente a esas alturas que las réflex digitales iban a empezar a estar asequibles. (Creo que acaba de salir la Canon 350D)

    Y ahora mismo, dos años más tarde babeo con las réflex digitales. ¿Tendrá fin mis desventuras tecnofetichistas?