en De blog en blog, Internet, Periodistas, PTlife

Un hombre libre

Si algo me llamó la atención de su libro es que era un tío libre como pocos. Por eso nunca comprendí cómo se dejaba aporrear desde el anonimato perverso y caprichoso que impera en los blogs de periodista digital.

En su día lo hizo Luis Solana, Enrique Meneses regala una lección de dignidad y honradez en su carta de despedida.
¿No os lo dije? De mayor quiero ser así.

Deja una respuesta a Libertché Cancelar respuesta

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Gracias por tus elogios. Tu no necesitas ser mayor para tener una cabeza bien amueblada. No pierdas tu combatividad y danos las lecciones sobre el futuro de esta profesión, que algunos veteranos estamos disouestos a aprender. Puede que aún estoy a tiempo. Yo de pequeño quería ser como tu.

  2. Dignidad. Una bella y profunda palabra que hay que llevar siempre en el equipaje para el reto contínuo que nos ofrecen los viajes del siglo XXI. Sin lugar a dudas.

  3. A veces la dignidad consiste en saber encajar y aguantar el desprecio y los insultos. Por tanto irritarse por una injuria, es casi reconocer que se merece; al despreciarla queda sin valor. Aunque un servidor sea más combativo que soportable encajador. No obstante lo poco o mucho aguante lo aprendí del Sr Meneses.

    Besitos y sigue así, » miarma» que tu vales mucho mujer.