¡Deja un comentario!

Comentario

  1. A mí me encantó el 4. No ser erudito. A veces los periodistas nos olvidamos precisamente de que escribimos para los demás, para un público heterogéneo ( a no ser que nos dediquemos a escribi en una revista especializada, claro) que tiene diversas formas de pensar, diferente bagaje cultural e inquietudes distantes. Por cierto, gracias por el enlace ydecirte que me encantó lo del «catedrático» yel «lechero». Yo aportaría algo más que me dijo un jefe que tuve: «nene, tienes que escribir para que te entienda hasta tu abuela». Llevaba razón.

  2. Rosa escribe muy bien. Los textos de Rosa gustan a Don Pantuflo. Don Pantuflo quiere que Rosa escriba más.