en A flor de piel, Así no, Toros y taurinos

Así nos cargamos la fiesta

Y después de Barcelona, ¿qué?Vengo mosqueada de Ávila. He pasado un gran día con buenos amigos, pero no debe empañar este grato recuerdo el mal rato pasado en la plaza. Todo lo defendido por la mañana pierde sentido si no se respeta y «cuida» el toro. No cuidarlo, en el sentido de mimo, sino de una mínima presentación decorosa. ¿No forman parte de la Plataforma los ganaderos de Victorino Martín, Palha y Fuente Ymbro? Entonces, ¿por qué esta mierda de ganado? ¿Por qué descuidar el más importante de los detalles?

Creo en la gente que gestiona la Plataforma y me joden las dudas que se vierten sobre ellos. Mantengo mi convicción en su forma de hacer las cosas y confío en que sigan trabajando como hasta ahora, pero cuanto más lejos de los taurinos, mejor. Si el 17J pensábamos que con días como ese -aún con alguno matices- no hacía falta Plataforma ninguna, hoy la sensación es que ni con veinte plataformas se levanta la fiesta.

Salgo convencida de que el enemigo no son los antitaurinos. Lo que hace falta es renovación de valores y limpieza en todos los ámbitos. Yo no soy aficionada a lo de hoy, se llama igual pero no es lo mismo.

Pd.: Hay que cuidar el callejón…