en Melodías y sonidos para una vida desafinada, Por el corazón de Europa

Amsterdam: ¿A mi qué me importa?

No me cuadra mucho la música con el vídeo, pero quería poner esa canción. Os lo cuento. No tengo muy claro si la supuesta tolerancia de Amsterdam es sólo indiferencia. Decía un chiste que la diferencia entre ignorancia e indifenrencia es «Ni lo sé ni me importa». Algo de eso es lo que me queda de Amsterdam. Puedes encontrarte un bar de abuelas con una puta al lado, o chavales hasta el culo al lado de una joyería, farmacia o tienda de premamá como si tal cosa.

¿Os parecen extremadamente individualistas? Mi relación con los pocos holandeses que conozco es buena pero… me quedo pensativa.

Especialmente el rollo drogas y sexo me ha resultado demasiado casposo y tetrabrick. Cualquiera que en España haya llevado una vida medio normal se dará cuenta que aquello no es para tanto y tiene un punto grasiento casposo a lo bar de Maquinavaja. Pero sólo ese rollo. Merece la pena darse una vuelta por ahí y curiosear, como por el resto de la ciudad, pero no me parece justo que sólo tenga la fama por eso cuando es una auténtica pasada de ciudad.