en América Latina existe, Bolivia cambia, miniposts, PTlife

Sin avión

Teníamos que haber vuelto hace rato a Santa Cruz y me da mucha pena, no porque tenga los pantalones chorreando, sino porque allí los ánimos están caldeados y hay todo tipo de rumores. Pero nos hemos quedado en Sucre, una ciudad maravillosa con una gran noche. El lado bueno es que hoy repetimos. Llueve a cántaros y no hay aviones. Mañana sí (espero).

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Y tu que eras como Dios en Madrid, podías estar en casi todas partes (te acuerdas de la noche de la muerte del Papa?), ahora te das cuenta que ahí en Bolíbia has perdido el don de la divinidad y los imponderables son insalvables. Por eso también te recomiendo paciencia y disfruta de Sucre.
    Besos