en miniposts

30

De todos los que me aprecian de manera especial hubo uno que se escandalizó en «demasía» con mi viaje… «Heroicidades ni una, eh, ni una». ¡Ni que me jugase los muslos treinta tardes al año! Pues eso, que felices 30, en la distancia. Con cariño, pero en la distancia.