¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Yo, en cambio, soy partidario de que puedan manifestarse. Lo que me toca las narices es que esta institución se mantenga con el dinero de millones de personas que no «comulgamos» con su fundamentalismo religioso. Y me toca también las narices que sus creencias las quieran imponer a toda la sociedad. Piden respeto a la familia tradicional, respeto que por otra parte no veo cuando se ha faltado, y son incapaces de respetar cualquier opción diferente a las que promulgan. ¿No es una postura de fariseos?.
    Enhorabuena por el artículo :-)

  2. El obispo de Tenerife sin nombrarlo, ¿para qué?
    Thanx, Carmen.
    Picapiedra, a mi me dan bastante miedo. Lo de que no hace falta es ironía. Hoy querían una demostración de fuerza, de poderío…

  3. qué ganas tiene la Iglesia católica de perder adeptos viviendo de espaldas a la realidad, pero, ¿por qué no aceptan de una vez que hay distintos tipos de familias y que todos pertenecemos a una u otra? Además, muchas veces no se puede formar familia o no se quiere y no por eso se es anticatólico.Nada, nada, que sigan así….

Webmenciones

  • Derribando barreras: Los derechos en salud y discapacidad 01/01/2008

    […] hoy escriben sobre la concentración: Rosa, Don Royo,  Fernando Berlín, que le copio la foto, Luis Solana, Jose Luis Prieto, José Carlos, […]