Cena de Las Ideas

Goyo vino desde El CasarAnoche tuvimos cena de Las Ideas, la íbamos necesitando… Goyo y servidora nos hicimos una foto juntos para dedicársela a nuestros amigos de Bolivia, “los Molina“. Estuvimos Manolo Saco, Jose Luis Prieto, Netoratón, Carlos Hidalgo, Chiqui de la fuente, César Ramos y Goyo Tovar ( que vinieron desde extremadura), Pablo Solana, Carmen Sánchez Carazo, Verónica, Fran Ramon Espinar y Jordi Sevilla, que se ha integrado a la perfección en las conversaciones y en la dinámica de LasIdeas. Echamos especialmente en falta a Moeh y Jacinto.

Me hizo especial ilusión el regalo de Prieto (mirad la última foto).

Mi voto no vale 400 euros

Mi voto no vale 400 euros y por eso no me lo van a comprar por esa cantidad, pero me sabe mal esta devolución. Además, mi voto hace tiempo que está dado y la campaña poco tiene que hacer conmigo. La seguiré porque periodísticamente me interesa, pero mi opinión es clara.

Por eso puedo sentirme decepcionada por la medida de los cuatrocientos. Lo estoy, pero no porque no me guste que me devuelvan dinero, ni porque me encante pagarlo, pero cuando prefiero la izquierda asumo ciertas cosas y quiero ser consecuente en ello. Prefiero mejores carreteras, enseñanza, investigación, sanidad. Me sabe especialmente mal la pésima sanidad pública que padecemos en Madrid y ver cómo se están cargando la escuela pública. Ahí tenemos el lado malo de las transferencias pero forma parte del juego.

En lugar de devolverme el dinero, que por supuesto es significativo en mi presupuesto, prefiero que se hagan esfuerzos para que España pueda vivir en un auténtico Estado de Bienestar. No me gusta pagar impuestos, como a todos, pero asumo que cuando lo hago renuncio a parte de lo mío para que los demás tengan oportunidades y tengamos una protección común. No quiero 400 euros, quiero que el Estado lo invierta por mi. Aunque pueda devolvérmelos más años, no me parece un buen precedente dar dinero.

Viajes neocon

A mediodía me acerqué a recoger las acreditaciones de FITUR y de paso vi cómo daban los últimos retoques. Me llamó la atención esta valla publicitaria. Si fueras sirio, ¿te gustaría que el turismo de tu país se relacionase con la religión? Aquí tenemos el camino de Santiago, pero se promociona España por muchas otras cosas. Estamos ante una oferta para no sólo cubrir la necesidad cultural sino también la espiritual. ¿Turismo para neocons?

Mañana os contaré más.

siria.jpg

El Severo me sigue doliendo

Estuve en el Concierto de “El Severo me duele”. Se ha demostrado la inocencia del Doctor Montes, me alegro, pero el dolor no remite. Me duele en el corazón y en la cabeza porque ir al médico de la seguridad social, en Madrid, donde vivo, no será lo mismo después de esto. Estos tres años no tienen marcha atrás, ¿ahora quién devuelve no el puesto el doctor sino la confianza doctor paciente que tan sutilmente han minado? ¿Qué pasa con todos aquellos que tuvieron que morir con dolor? ¿Era necesario? Basta con unir dos factores: religión y gestión liberal de un hospital para tener la respuesta.

A mi esto del dolor en los últimos momento me sigue recordando a Tía Ámparo y el ejemplar trato que recibió en el Carlos III. Imagino que después de esto no ha sido posible hacer fáciles los momentos más difíciles de muchos familiares.

¿Cuándo se darán cuenta los que gestionan mi Comunidad autónoma que la sanidad y la educación han de ser, por definición, deficitarias? Que el dinero que ahí se invierte recae en la propia sociedad; que la gente cuando está sana y formada serán ciudadanos más productivos, felices, libres, con capacidad de elección.

De aquella tarde de apoyo al doctor Montes en Leganés -dónde Nessie, el monstruo- me quedo con la actuación de Luis Ramiro: Rouco, ¿qué sabes de la vida?

Roben en el híper

Al igual que el año pasado, os invito a “Robar en el Híper”, bueno ultramarinos dice Chiqui. Saldreis con un buen puñado de conocimientos, eso sí que no os vean las cámaras de seguridad. Cada día son más claras sus relaciones con la yakuza y no quiero pensar las consecuencias. Dicen que las tiendas de barrio no tiran, pero esta ya tiene dos años. ¡Felicidades!

Perlas de Frascuelo en Tarazona

La tertulia de TarazonaComo admiradora, medida, de Carlos Escolar “Frascuelo”, me sentí especialmente agradecida por compartir mesa con él y poder intercambiar opinones. Nos contó que el mano a mano con Pauloba podría ser una realidad, y que ojalá sea antes de la feria. Como “la profesión va por dentro” no pude evitar tomar algunas notas.:

  • “Prefiero ser un gran torero a un torero rico”.
  • “Me siento tan profesional como aficionado”.
  • “El daño físico que hace un toro lo superas, pero lo peor fue un año y poco sin torear. Cuando te coge un toro así no te hace una caricia. Cuando se pierde el tren cuesta volver a cogerlo. Esa reflexión me dejó algo de madurez y experiencia. Ahora es cuando más estoy disfrutando”. (Sobre el toro de Villagodio que le hirió en Bilbao).
  • (Siguiendo sobre el tema) “Me descuidé porque creí ser más fuerte que el toro. El hombre tiene que poner primero la cabeza y después el corazón. Entonces tenía 27 años”.
  • “Para mi el 7 merece todos los respetos y más por la santa paciencia que tienen. El 7 es como Madrid, de temporada. Lo que no comparto es lo que hay alrededor, la notoriedad de algunos que se ponen con ellos, pero no son de ellos. Sin el 7 Madrid dejaría de ser Madrid. No tendría personalidad. Por eso las figuras les temen, aunque sean una gran minoría”.
  • “Hay poner al toro como le pare la vaca”.
  • “Como está esto, para ser torero hay que tener dinero”.
  • “Las labores de campo son más bonitas que una corrida de toros. Me gustaría que pudieran ir más aficionados”.