en Pongamos que hablo de Madrid, PTlife

Nochevieja en decadencia

Vintage CiderLa Nochevieja nos deparó alguna que otra sorpresa, pero, al menos en el eje Recoletos-Gran Vía -¡qué DGT suena esto!-, no hubo demasiada vida. Tampoco por la zona de Huertas. No sabemos si Solbes sabe algo del tema, pero parece que la gente cada vez opta más por las reuniones caseras.

Aún así no esperábamos compartir buena parte de la noche con un compañero de cabecera, ni hablar del viaje del Rey entre cuentas de 550 euros en copas -no por nuestra parte- y señores calvos por doquier.

Esta Nochevieja fue extraña, con algún recado en el contestador de los que te remueven los sentimientos, alguna decepción cuando no te llama quien tú imaginas. Me quedo con muchos SMS invitan a revivir momentos y deseos de futuro que dicen mucho de los que considero mis amigos. ¡Gracias por todo!

Levantando a un tipo herido en Sevilla 6A la vuelta al campamento base, tras vodkas lo-level y Irish Cider, encontramos a un hombre herido, creemos que estaba algo bebido y el tipo que sale con el en la foto lo estaba ayudando a levantarse. No es precisamente la versión que daba un viandante a la policía. Presenció menos que nosotros aunque nos ganaba en imaginación.

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Yo diré Feliz año, que es lo que dice todo el mundo desde anoche y parece ser que es lo que toca. Esperemos que sea mejor que el anterior, por que si no, apaga y vámonos. Lo dicho, feliz año!

  2. Lo sientoooo!!! Te debo doscientos smsmsms y un par de mails, pero es que estoy ciberlela y megaempanada leyéndomelo to los restos de mi biblioteca japonesa para tener de qué hablar en el regalo de año nuevo que me ha hecho er Chiqui: Nihonica.

    Que tengas un 2008 estupendísimo. Besotes,