en De blog en blog, Las chicas son guerreras, Tecnología

Mujeres bloggers

Siguiendo el hilo del post anterior, encontré algunos motivos por los que las chicas no bloguean en La Propaladora:

Se me ocurren varias razones, que podrían también ser llamadas por algunos, ”excusas” por lo cual muchas mujeres no bloggean: a) existe una especie de característica femenina que nos hace desistir a muchas cosas que demanden constancia, muchas empiezan a escribir un blog por moda o fascinación y luego se aburren, b) otras dicen que no tienen tiempo (entre el trabajo, el marido/novio, hijos, amigas, bla bla bla), c) algunas más no se entienden con la tecnología, d) muchas más no saben para qué les puede ser útil un blog, etc, etc.
Y así, habría miles de razones más para no tener un blog. En definitiva creo que tiene que ver con las ganas o no de expresarse y de contar algo, que con ciertas justificaciones poco fundamentadas.

Pero acá radica otra parte del tema que planteo. Una vez superado este obstáculo de la continuidad y la constancia, la pregunta es, ¿por qué las bloggers mujeres no tienen tanta popularidad como los hombres? ¿son nuestros blogs el problema o somos nosotras?

¡Deja un comentario!

Comentario

16 Comentarios

  1. Rosa,
    curiosamente solía ser cierto que las chicas tenían un diario personal, bajo varias llaves, para contar sus más íntimos pensamientos.
    Yo no me preocupo de si leo a un hombre o a una mujer, si me interesan sus ideas y punto de vista tengo suficiente. Pero es cierto que haciendo repaso de mi Bloglines, el porcentaje es desproporcionado.
    Saludos,

  2. Aparte de que todas las posibilidad que aporta la Propaladora son ciertas a mi manera de ver, y en algunos casos se juntan varias de ellas, pienso que también el pudor secular de la mujer al airear sus interioridades, cuenta. El ejemplo es ese fofo diario, del que habla Eva Sanagustín, guardado bajo siete llaves.

  3. Pues sera que no interesa lo que cuentan… O que no saben contanrlo…. O que no saben a quien contarlo. Quiza no haya muchas mujeres que lean blogs… O que las que hay solo se interesan por los blogs de ese pequeño grupo que es visible y en el que no hay demasiadas mujeres.

  4. Hola Rosa..Feliz Año, estoy de acuerdo en eso de que las mujeres sois más pudorosas que los hombres pero, existén más motivos, motivos culturales por lo que no os arrimais a la red como los hombres. Por lo que he podido observar la mujer siempre ha estado un poco apartada de las tecnologías en general y de la informática en particular, ¿por qué?…pues no lo sé, puede que no halla una razón lógica, como ocurre con la afición al futbol o a los toros, «siempre han sido cosas de hombres». Por tanto Rosa, no se trata de rivalizar entre hombres y mujeres si no de romper con las brechas culturales.
    Desde luego, tu como otras mujeres a las que leo en la blogosfera, apesar de ser minoría sois de mucha calidad.

    Un abrazo

    Jaime

  5. ¡Feliz año, Jaime!
    Es que yo no me siento culpable de nada, pero tampoco voy por la vida como «pobrecita yo, que soy chica». Nunca he tratado de rivalizar, sino todo lo contrario, de acercar. Y lo del pudor, no sé, no lo tengo tan claro. No sé bien el motivo, pero en lo que estamos de acuerdo es que queremos más chicas con blog.

  6. Rosa puede que no me halla explicado bien no quería que te sintieras culpable por nada, ni victima claro. Entiendo que la cultura es una cosa dada y nosotros, tú, hacemos… y por qué no, debemos romper con aquellos prejuicios que hacen, en este caso en particular, que existán un menor número de blogueras que de blogueros.
    Ya me contaras como están esos libros que acaban de llegar a tus manos.

    Saludos.

    Jaime

  7. Rosa: si quieres retira lo del pudor y pon el término «reservada». No pretendo polemizar, sólo dar mi opiníón, así que piesno en que para enterder más o menos lo que digo -hablo de lo interno y de lo externo- sobraría con fijarnos en el cuerpo del hombre y de la mujer. Uno exterioriza, el otro oculta, luego muchas respuestas ante determinadas situaciones tienen la raíz concreta en nuestra anatomía.

  8. Ya me dejas más tranquilo… ahora podré dormir :)
    ¿Sabes?… en mi cole, soy el único chico, trabajo con diez mujeres y hay veces que me siento «hombre florero» y cuándo me quejo, me mandan hacer tareas sobre Impacto de Género así que ando un poco impactado… besos
    que pena haberme perdido el reportaje de Sistiaga

  9. Holas Rosa J.C. interesante tema que planteas, pues creo que hay mayor cantidad de blogs femeninos y estos se inclinan por el lado de bitacora personal, comparando con otros… como por ejemplo blogs monotemáticos que son exclusivamente de política, nuevas tecnologías o periodismo es casi nula la participación de las de nuestro género.

    Coincido totalmente en que tiene mucho que ver con las ganas de expresarse, crearse el habito para así poder hacer continua la labor de postear.

    Abrazos!!

  10. Rosa: lo mismo es que no te has pispado en que atravesamos una época completamente maricona. En el sentido orgánico del término, no en el sexual. Lo cual no evita que existan maricones que son hombres de una pieza, de los cuales te agarras del brazo, te vas a pasear por la Rosilla y no te toca ni el aire. Mientras auténticos machos -o que van de- no ya es que una vaya volada a su vera, sino que sin dar la cara, bajo el anonimato y tú sabes de qué hablo, son capaces de hacerle sangre a las chicas allí donde más duele. Pero bueno, ese es otro tema, besos, reina mora de la morería.

  11. Hola, Rosita. Pues yo bien que lamento haberme apuntado tan tarde a los blogs, y no sería porque tú no me lo dijiste mil veces. Eso sí, hay fábrica para rato.
    Un beso, pete.

Webmenciones

  • ¿Por qué muchas mujeres bloggean sobre sí mismas? | La Propaladora 07/01/2008

    […] Saltamos todas (también hay una lista de mujeres con blog, sumando algunas de otros países). También escribe Rosa Jiménez Cano y agrego un artículo de Paula en Página 12: El mundo en mi […]

  • Noticias de Bitacoras.com » Mujeres bloggers. Otra eterna pregunta 07/01/2008

    […] completa en Rosa J. C. « Redes de blogs. El modelo […]