en Así no, Bolivia cambia

¿Racismo o clasismo?

Una señora en SucreLeyendo este post de David me acordé de alguna que otra impresión que me traje de Bolivia.  Allí, mi sensación, es que además de un conflicto étnico, lo hay de clase, pero sobre todo alimentado por la ignorancia. No me gustan algunas medidas del Gobierno de Evo Morales, otras sí, y también las intenciones de fondo, aunque no siempre su ejecución.

Lo que no termino de entender es por qué los blancos se sienten tan guapos, por qué tantos chistes de cambas y collas, por qué saberse hasta ochos apellidos de memoria para tener pedigrí… No es sólo cuestión del color de la piel, también es del color de los que tienen el dinero. En televisión no salen los indígenas apenas. No presentan programas, no hacen series, no son protagonistas de nada.  Salvo en la televisión estatal, que todos son indígenas y apenas salen ciudades. Se dedica gran parte de la programación al mundo rural. Suena pesado, aburre, pero es la natural reacción a tantos años en la sombra. Crea malestar. También rechazo, a mi me aburría, pero viendo el otro lado, lo entiendo.

Que nadie se preocupe demasiado. En México me pasó lo mismo. No es el mismo DF el de la calle que el de la tele.