en Así no

Gallardón nos deja peras y manzanas

Confieso que muchas decisiones de Gallardón me tocan las narices, como los parquímetros, las subidas del IBI y, sobre todo, sus obras faraónicas, pero también le reconozco una ciudad más cuca, poco transitable y tan encantadora como siempre. Madrid lo puede todo. Y seguramente las decisiones tomadas habrían sido muy parecidas si hubiésemos tenido otro alcalde. Además, Manzano era entre cuarenta y cincuenta veces peor.

La cuestión es que se va y, no me lo esperaba, me da pena. Yo le veía como el próximo presidente del Gobierno que tenga el PP, quizá porque me parecía el menos malo. Gallardón recoge velas y deja la política el 9M, tras las elecciones. El PP pierde un valor seguro, un trabajador y un ejecutor con capacidad de llevar a cabo proyectos, de negociar, de cuidar la imagen. De permitir colas para ver al Cristo los viernes por la tarde y montar al día siguien una invasión gay a nivel europeo sin que la metrópoli se escandalice. Mariano ha sacado la guadaña, tan calladito él, tan como quien no quiere la cosa. Espe se ha salido con la suya. El golpe de efecto de Pizarro y sus dos mil millones en el bolsillo le va a costar caro. ¿A nadie le da vergüenza lo de “antes alemana que catalana”? A mi mucha. Con el abandono, más que posible, de Gallardón se dice adiós a las escasas posibilidades de un partido de derechas medianamente moderado o dialogante en España, al menos en el futuro más próximo. El ala más dura del PP sale triunfante. El ala de las líneas de investigación, el ala de los neocons

Lo que llevo peor es tener a Ana Botella de alcaldesa, no sólo por el personajito en sí, sino por el alcalde consorte

¡Deja un comentario!

Comentario

21 Comentarios

  1. Rosa, estoy MUY de acuerdo contigo. Con Gallardón se irá el PP que a mí me gustaría votar, y se queda el que no quiero votar (no le quise votar el 2004, y probablemente no vote ahora). Rajoy (y Espe, menuda elementa) ha jugado la carta de “lo que quieren los militantes” (de hecho, se dice que se hizo referencia a la derrota de Gallardón en las disputas internas en Madrid). El problema es que en las elecciones no votan sólo los militantes, sino varios millones de personas más. Quizás habría que habernos escuchado a nosotros también.

    El PP de Aznar, Zaplana, Acebes y (lamentablemente, y en contra de lo que yo hubiera esperado) Rajoy ya ha alcanzado su techo de votantes. Insistir en la dinámica del “frentismo” no les va a devolver a la Moncloa, en contra de lo que piensan.

    Igual casi mejor. Igual es la forma de que se peguen un castañazo y surja la catársis necesaria, ya sin 11M’s y otras excusas, y atisbemos una posibilidad de aquel “viaje al centro” que se abandonó hace algunos años.

    Gallardón (y lo que representa) era la esperanza (perdón, no quiero usar ese sustantivo…) de conquistar un espacio más centrado, arrebatárselo al PSOE y ganar las elecciones. Zaplana, Acebes y compañía son una apuesta por la derechización, dejándonos a los moderados sin una alternativa de voto que (al menos en mi caso) deseaba.

  2. Rosa, tiempo al tiempo… esto es una lucha de clanes en toda regla, es obvio, y Rajoy se ha equivocado… tanto si no habia otra decisión posible, en cuyo caso tenia que haberla tomado mucho antes y no dejar crecer la noticia y el problema, como si cabía, porque lo de Esperanza ha sido un órdago en toda regla que dudo, sinceramente que hubiera llevado adelante. No la habrian dejado. Como probablemente tampoco dejarán que Gallardon acabe abandonando la política. Personalmente estoy deseando, porque es un lobo con piel de cordero y bajo la apariencia de liberal deja las políticas educativas y sociales en manos de lo más ultraconservador que tenemos en este país, y hay pruebas. En fin, que tiempo al tiempo… mira Bono… ese si que sabe de decir y desdecirse… son tal para cual, arrogantes, narcisistas y malvados. Y si me aprietas mas lo es Bono que el propio Gallardón, o acaso ZP se merecía la hostia que le dio con aquel cortejo de quiereme un poquito que ahora te doy una hostia en público cuando la posible candidatura a la Alcaldía de Madrid?. En fin.

  3. Gallardón volverá. Tan pronto como el PP pierda estas elecciones y se sanee el partido por dentro, con Feijoo, Costa, Teófila Martínez, Rita Barberá y otra gente del estilo. Quizá sea el día en que veamos volver también a Piqué, quién sabe. En momentos similares también abandonaron el barco grandes como Manuel Pimentel. Con gente así deberían hacerse las alternativas nacionales al bipartidismo, y no con gente como Álvaro de Marichalar.

  4. Yo lo que me pregunto es a qué dios hemos ofendido los madrileños para tener los alcalades que tenemos. Estamos tan deseperados que incluso vamos a terminar extrañando a Gallardón mientras arrastramos el castigo de Esperanza Aguirre.
    El PP no engaña, muestra claramente lo que es hoy en día.

  5. Gracias por el análisis. Tengo que decir que, aunque no todo lo ha hecho bien, a mí Gallardón me parece un estupendo político (y eso que ni por asomo soy del PP, que conste).

    Era de lo mejorcito que tenía el Partido Popular, pero al final la xxxx de Esperanza Aguirre se ha salido con la suya.

    Pierden a uno de sus grandes hombres y se quedan con la xxx de las peras y las manzanas (por cierto, me ha encantado el titular, jajaja) acompañando a Aguirre.

    A ver si esto moviliza a los madrileños para que las cosas cambien.

    Saludos,

  6. Yo también opino que es bastante irresponsable hacer más caso a sus militantes que a sus votantes. Por otro lado, me parece irresponsable dejar la alcaldía así, tendría que quedarse, que para eso le escogieron.
    Con la posibilidad -quizá remota- de un Madrid2016, no creo que aguante mucho tiempo lejos. Es curioso que todos pensamos que no estará mucho tiempo alejado de la política.
    ¿Fraga, acordaos de la lagrimilla en la presentación del libro, no tiene nada que decir?

  7. Que diga que uno de los motivos por el que le molesta Ana Botella es por estar casada con Aznar me parece absurdo y yo diría que hasta machista, a las personas se las juzga por sus actos no por sus parejas, personalmente esa afirmación es totalmente machista.

  8. Está claro que con quién esté casada es un tema accesorio y que vale para hacer una coña, pero nada más. Vamos, no pienso que el marido toma decisiones por ella. Si se sabe confundir solita.

  9. ¿Estamos especulando sobre su marcha de la política, del PP o de la Alcaldía?

    ¿Ha dicho algo el interesado? Lo que si ha dicho –y le he oído- es que tomara decisiones después del 9 de marzo. Y lo ha dicho usando la palabra “reflexión”.

  10. ¿Tendrá el PP capacidad de arreglar esto o esperaremos al 9M para saber en qué queda la reflexión? Es lo que me pregunto tras las primeras declaraciones…

  11. La idea de que surja un partido que rompa por el centro el bipartidismo (bipolaridad) de PP y PSOE es ilusionante, pero también lamentablemente utópica. Ambos partidos pondrán en marcha sus maquinarias (muy poderosas, incluido el aspecto mediático) para impedirlo. Y una cada vez mayor masa de votantes nos iremos retirando del espacio electoral, hartos del espectáculo lamentable que nos dan los dos “grandes” partidos.

    Es algo que lleva pasando ya varios años, con niveles de abstención absolutamente escandalosos y en contínua progresión, algo por lo que ningún político parece preocuparse lo más mínimo. Lo único que importa es tener “el 51% de los votos”, aunque resulte que más de la mitad del electorado no haya votado.

  12. Pues sí….

    Este es un “gran” momento para la derecha extrema que padece este país. Una derecha que no nos merecemos, ni “ellos” los votantes del Partido Popular ni nosotros, votantes progresistas, ya que el punto de mira debe ser único y general: Los ciudadanos, las políticas sociales, la igualdad…

    Gallardón ciertamente er el menos malo, pero ese ha sido su gran pecado, en un “partido-secta” dirigido por Aznar (en la sombra) Acebes, Zaplana y Esperanza Aguirre, y sólo nombro a estos porque Rajoy no es más que un triste títere que ni es presidente, ni lider, ni tiene personalidad ni tiene nada.

    Triste panorama no espera si “estos” llegaran a ganar las elecciones el 9 de Marzo.

    Todos a las urnas. Debemos impedirlo.

    Enhorabuena por tú blog. Me ha gustado mucho.

    Volveré

  13. Carlos, tan “secta” es el uno como el otro… en ninguno de ellos se tolera el pensamiento divergente o la autocrítica. En cuanto alguien se sale del guión, aparece el “secretario de organización” a poner orden, y se le condena al ostracismo. Es un mal endémico de la política de este país, y compartido por unos y por otros.

  14. En fin, Gallardón y sus asesores de imagen deben haber hecho el mejor trabajo del mundo. Como diría aquel, Gallardón es solo fachada, pero por dentro es exactamente igual que Aznar, Acebes o su padre. De hecho, incluso Manzano gestionaba el ayuntamiento “mejor”. ¡Pero la impresión que da es diferente! ¿Cómo lo consigue? Porque es, a la vez, un político que no negocia con absoutamente ningún colectivo, impone todo lo que quiere, pero la cara que pone al resto de los mortales es de niño bueno, diciéndoles lo que quieren oír.

    Tiene más cintura política que cualquier persona de su partido, y una capacidad para amoldar su realidad a la nuestra. Espero que llegue a ser Presidente del gobierno solo para que toda España compruebe cómo se las gasta, y para que se deje de decir esas tonterías sobre su gestión. Lástima que dejaría a la administración pública bajo mínimos e hipotecada hasta 2050, como lo esta el Ayuntamiento de Madrid.

    Una vez más se comprueba que los políticos no son votados por sus ideas ni por lo bien que conozcan a su pueblo ni por lo bien que hagan en general las cosas, sino por la labia que tengan y cómo se venden a los medios de comunicación.

  15. Me encanta la política pero a veces creo que por culpa de nuestros políticos, dejará de gustarme. A mi me gustaba Gallardón. Admito que no conozco tan de cerca como los madrileños su política, pero creo que dentro del mundo del PP era el más liberal y coherente con su época?, una lástima y una gran perdida para el PP. Como tu, lo vei también presidente.
    Considero que Rajoy ha demostrado tener muy poca personalidad y ser un siervo más de Aguirre, ya que se ella le amenaza…pues vamos a complacerla y a quitar a Gallardón de las listas, quien es mucho mejor político que ella.

    Hoy Alsina en Onda 0 ha planetado una pregunta, ha sido derrotado por Rajoy o por Aguirre? a mi me ha hecho pensar esa pregunta

    En fin…así va el país y así va al política

  16. No creo que se vaya Gallardón, no, al menos de la política. Espera el resultado del 9M y, dependiendo de éste, actuará. Existen varias hipótesis. Alguna incluso contempla crear su propia formación de derecha moderada (cosa difícil teniendo enfrente y en contra a Pedrojosé y a Federico). Adeptos tendría, y muchos. Una buena parte del PP abomina del sector neocon, pero sabemos que la política es cobarde, tratas de instalarte y perdurar pasando desapercibido, no se debe ser disonante porque peligra el puesto de trabajo. Pero si llegar a abandonar la alcaldía y la sra. Aznar fuese alcaldesa de Madrid os compadezco a los que vivís en tan magnífica ciudad. Porque ya se rematarían todas las prácticas neocon que Aguirre lleva implantando estos años. Ah! Hay malas lenguas que dicen que Don José María podría retomar la presidencia del partido. Ana se instalaría en el Ayuntamiento y desde ahí prepararían la sucesión del neonato Pelayo. Todo sea porque la dinastía trascienda la historia.