en Toros y taurinos

Regalo de doble filo

Lo de Tarazona fue muy muy divertido, incluido el viaje de ida y vuelta con inmejorable compañía y con Emilio de anfitrión.

Me encantó encontrarme con José Luis y Carlos, de Casasimarro. ¡Gracias! Mandaron recuerdos para Vicente y Carmen «Navalón».

navaja.jpg

Me regalaron, ¿qué si no en Albacete?, una navaja. Quise, como me indicaron los expertos, devolver una moneda para no romper la amistad, pero Isidoro no salió con una de las suyas: «Que no, que no, que yo no quiero nada, que eso son cosas de Bono».

haciendo el payaso

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. La tertulia de Tarazona fue un lujo, claro que el cartel no era para menos. La cara del empresario en algunos momentos era todo un poema…jaja,es una pena Rosa que no escribas más de toros ¡vuelve, te necesitamos!, un abrazo.

  2. Carlos, me encantó veros. ;)
    Lo más divertido es que de lo del empresario no me enteré hasta el final pero me contaron que es de los que cambia cromos con sus plazas en el ¿concurso? Puerta Grande.