en Toros y taurinos

Perlas de Frascuelo en Tarazona

La tertulia de TarazonaComo admiradora, medida, de Carlos Escolar «Frascuelo», me sentí especialmente agradecida por compartir mesa con él y poder intercambiar opinones. Nos contó que el mano a mano con Pauloba podría ser una realidad, y que ojalá sea antes de la feria. Como «la profesión va por dentro» no pude evitar tomar algunas notas.:

  • «Prefiero ser un gran torero a un torero rico».
  • «Me siento tan profesional como aficionado».
  • «El daño físico que hace un toro lo superas, pero lo peor fue un año y poco sin torear. Cuando te coge un toro así no te hace una caricia. Cuando se pierde el tren cuesta volver a cogerlo. Esa reflexión me dejó algo de madurez y experiencia. Ahora es cuando más estoy disfrutando». (Sobre el toro de Villagodio que le hirió en Bilbao).
  • (Siguiendo sobre el tema) «Me descuidé porque creí ser más fuerte que el toro. El hombre tiene que poner primero la cabeza y después el corazón. Entonces tenía 27 años».
  • «Para mi el 7 merece todos los respetos y más por la santa paciencia que tienen. El 7 es como Madrid, de temporada. Lo que no comparto es lo que hay alrededor, la notoriedad de algunos que se ponen con ellos, pero no son de ellos. Sin el 7 Madrid dejaría de ser Madrid. No tendría personalidad. Por eso las figuras les temen, aunque sean una gran minoría».
  • «Hay poner al toro como le pare la vaca».
  • «Como está esto, para ser torero hay que tener dinero».
  • «Las labores de campo son más bonitas que una corrida de toros. Me gustaría que pudieran ir más aficionados».

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Recuerdo una tarde de Agosto en Las Ventas que una voz del 7 gritó: «como huele a torero», mientras Frascuelo intentaba meter mano al primero de su lote. Fue una expresión muy acertada de lo que ocurría en el ruedo. Pocas veces se puede decir eso porque a lo que más huele la plaza es a cuerno quemado por el mueco.

  2. Cierto Sócrates, doy fe de lo que dices de aquella tarde en Las Ventas. Y es que la afición tiene desarrollado un sexto sentido para reconocer a los «toreros güenos». Da igual lo poco que toreen o el ganado infumable con que los acartelen. Solo el verles andar por el ruedo y presentar la muleta es una delicia. Pero por desgracia, ¡qué pocos van quedando!

  3. Por cierto, en una ocasión conocí a un aficionado que solo venía a Las Ventas cuando toreaba Frascuelo. Lo bueno es que venía desde ¡JEREZ DE LA FRONTERA!
    Según él, Frascuelo era diferente al resto por razones obvias. Solo había que fijarse «una miajina» y no perderle de vista.

  4. Me comentan, que es posible, que en caso de no darse el Mano a Mano en Madrid en lo que queda de temporada, este se de en la feria de Cadalso de los Vidrios.
    Podria ser una buena opcion, puesto que sabemos que alli no va a ir una corrida chica y desmochada.