Deja una respuesta a Rosa J.C. Cancelar respuesta

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Tal cual se lo imaginaba así mismo servidora, «más expresión de deseo que de realidad»: monstrua. Pero debido a ello metí un poco de caña por ver si colaba y el ganadero por un casual tuviera en cuenta nuestro «deseo» y nos invitara a ambas a sus predios bravos de la provincia de Cáceres. Como informadora, sinceramente, me apete nmucho meter ahí la nariz de las primeritas… Salva, enrrollate, tron, que se te recompensará en demasía.