en miniposts, PTlife

Los Guisantes

Bea pidió un arroz en La Coruña, venía con guisantes y me recordó a mi primo Javito, que siempre los retira. A mi no me disgustan aunque me vino a la mente aquel puré que digerí con pundonor en Aire Sur L’Adour -Oops, debo una llamada de hoy mismo al mandamás de la expedición al otro lado de la frontera-.

¿Te comerías un plato de guistantes o crees que los añaden sólo para dar colorido a pesar de su escasa aceptanción? Mmm, dilema.