en Cine, Despeñaperros abajo, PTlife

Pegada a la butaca

No sé si tenía mono de cine o ganas de desconectar, pero me vi dos pelis de una sola vez en el Nervión. Primero fue «Juno», en cierto modo naïf, tierna, sarcástica, pero también real. Un drama sin drama, una sonrisa ante la adversidad y mucha naturalidad donde otros sólo verían complejos. Después «No es país para viejos», está bien, con un puntillo lat 70’s muy conseguido. Bardem lo borda, acojona, y las escenas en hoteles, con luces y cámaras colocadas con ingenio y sentido dan un toque especial a la peli. Se queda algo coja, pero merece la pena.

De Juno me quedo con sus titulillos graciosetes, la música, la expresión «sexualmente activa», su sarcasmo -mítico cuando describe los tipos de tías que les gustan a los tíos, de verdad- y una frase: «Los médicos son sádicos que van de dioses oyendo gritar a los mortales».

Gracias, Power, tenías toda la razón. Me acordé de ti.

Cuando vi «El señor de los Anillos» en los cines del Bahía Sur flipé al ver que la gente aplaudía al acabar la peli. En Sevilla esto ya no pasa, pero sí pusieron un spot de Chaves: «Suma y sigue. Vota PSOE». Se llevan la palma los de pisos, ¡hasta sortean hipotecas!