en Despeñaperros abajo, Elecciones 2008, Media, miniposts, Periodistas

Granada y Sevilla desencantadas

En Granada el desencanto con el PSOE era patente. La sevillanía extrema y mal entendida tuvo como consecuencia que fuese el lugar donde más gente nos dijo «de todo» pero «de pasada». Preferiría que se parasen y me lo dijesen a escuchar «El País que se lo quede Zapatero», «ya, si sabemos lo que vais a decir» o «con el Polanco Times no hablo». El mejor: «Yo soy del Betis, de política no hablo».