¡Deja un comentario!

Comentario

  1. A esta mujer la veía todos los días cuando viví en Valencia.

    Al salir de la oficina siempre le daba algo para que comiera y siempre te lo agradecía. Como bien dices era invisible, porque la cantidad de gente que pasa por la plaza del Ayuntamiento y casi nadie se paraba.