en Elecciones 2008, Política

La noche en Ferraz

Mi sensación es que en Ferraz anoche estaban contentos, pero no exultantes. Pesaba el asesinato de Isaías Carrascos y la falta de una victoria más holgada que acabase con el nivel de crispación. Por las primeras declaraciones de Mariano Rajoy en el balcón de Génova no reconoció ni derrota ni habló de víctimas. Ni de oposición. Las primeras palabras de Zapatero fueron para los cuatro muertos que se ha cobrado ETA en la pasada legislatura. No dijo lo de «a trabajar», pero sí «Gobernaré para todos, pero más para los que no tienen de todo».

Otra gran diferencia estriba en que mientras en Génova se aclama al líder -la larga sombra de la lideresa tendrá muchos que decir en los próximos tiempos- en Ferraz se exigía al renovado presidente: «ZetaPé, cierra las ETT». Otros cánticos escuchados: «Nunca más, Partido Popular», «Yonkis y gitanos nos han votado», «Nos ha votado hoy, la niña de Rajoy».

enlapuerta.jpg

La organización hizo lo que pudo, sobre todo en cuanto a amabilidad, pero faltaron espacios mejor adaptados, más claridad en cuánto dónde se puede pasar y dónde no, comparecencias más ajustadas y variadas. Sólo Caldera y López Garrido bajaron de la planta noble para hacer declaraciones «informales» para los medios.

Si hubiese ido teniendo la responsabilidad de mandar información para el periódico, especialmente vídeos o fotos, lo hubiese pasado muy mal. Twitter sacíaba a cada golpe efímero de conexión las ansias emisoras, pero no bastaba. Los gráficos no lo han tenido fácil. Los puñetazos, empujones y esperas han estado a la orden del día… Hice algunas fotos, más como recuerdo que para publicar.

Lo mejor fue conocer nueva gente, vivir unas elecciones «por dentro» y compartirlo con Daze, César -ultrainformado por todos los aparatos que imaginéis con Vero al quite- y Carlos, más flan que nunca.