en Tecnología, Visto por ahí

El primer bus

Más que un bus, digamos que fue el primer «coche de línea», que es cómo los llama todavía mi abuela.  El 18 de marzo de 1662, en París se puso en marcha un sistema que ideó Pascal (sí, el de las mates) . Consistía en un carruaje tirado por siete caballos que realizaba una ruta fija, cada vehículo podía llevar entre seis y ocho pasajeros. No está claro si había tres o seis rutas, pero una de las mismas era circular. Costaba cinco peniques cada viaje, tras cierta populardidad inicial el sistema se vino abajo. Con la sociedad feudal aún vigente, este servicio estaba vedado para  soldados y pueblo raso. En  1675 se puso fin a este negocio por falta de demanda.

Vía | Una traducción/resumen de mi adorada Wired