en Argentina, Buenos Aires y otras debilidades, Media, miniposts

Esos muñecos amarillos

Mi abuela los llama «los Planson, los amarillos esos», claro que para ella también hay un cantante de Puerto Rico que responde al nombre de Randy Marqui. La cuestión es que los Simpson, a pesar de que Chávez los prohiba en Venezuela, son ya cultura pop. En Pensamientos Despeinados denuncian un error bastante chungo: Se acusa a Juan Domingo Perón de desapariciones.

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Rosa, hay matices. Se retira los Simpsons del horario infantil y los ponen a las 7 de la noche, que es lo que llaman «horario supervisado», quiere decir que al menos hay un adulto o representante explicando los contenidos de la tele.
    En el fondo es mejor, a las 11.30am, que era cuando lo pasaban, los niños estudian y uno está en el laburo.
    A las 7 de la noche muchos más niños podrán ver los Simpsons… y podrán explicarle los chistes a los padres.
    ¿No te parece mejor?

    Chávez ha hablado muchísima paja de muchísimas cosas, pero esto de Los Simpsons no salió de su boca. Seguro fue de un pendejo que se cree más papista que el papa, a esos les decimos «los talibanes del chavismo» y siempre les sale el tiro por la culata.

  2. LuisCarlos, agradezco mucho tu comentario porque no sabía que había sido así la cosa. En España es parecido pero al revés. Esta irreverente serie al principio se emitía como para adultos a las once de la noche en el segundo canal estatal. Desde que lo echan en Antena 3, privada, se emite a la hora de comer que no es precisamente el mejor momento.