en Cine, Política

Irak y ETA

LGI.- La fuerza para terminar con la fuerza, ¿una mala solución para el problema del terrorismo?

Óscar Jaenada: Claro, es como intentar solucionar el problema de Irak matando a Sadam, eso sólo indica que tú eres peor que ellos. Si queremos terminar con ETA el camino es otro.

El actor que interpreta a un etarra en la película «Todos estamos invitados» en una entrevista en la revista La gran ilusión.