en Así no, Política

Calvo-Sotelo como arma arrojadiza

Con más de 80 años, no quiso callar ante la ignominia y nos dio una lección de coraje cívico.

Así, en estos últimos años, los españoles le vimos respaldar, en compañía de otros cientos de miles de ciudadanos, las manifestaciones de las víctimas del terrorismo contra la negociación política del Gobierno socialista con los terroristas.

José María Aznar utilizando a un muerto como arma arrojadiza y vendettas personales. (Mmm, me recuerda a Mario Juárez).

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. aznanar hazte peluqueroro y callate que vas a explotar de tanta flagorneria rancia y perderte en la vacuidad que te anima.
    señora Cano no puedo aceder a los comentarios de su blog de toros.
    un saludo

    luis

  2. ¿Y qué problema tienen esas frases? ¿Acaso miente? ¿Debe la muerte suponer el olvido por parte de algunos el rechazo de Calvo Sotelo a la negociación política con ETA emprendida por Zapatero?

    Esto es nuevo.

  3. Pongámoslo en sus justos términos. Este señor no puede ni pensar en otra cosa, ni hablar de otra cosa, ni vivir para otra cosa que no sea resarcir su honor perdido. Por eso ayer dedicaba LA MITAD de su corto artículo en memoria de Calvo-Sotelo a atizar a Rodríguez Zapatero: al presidente del Gobierno de España, a quien un día se honrará también en el Congreso.

  4. Lo de Aznar es para hacerselo pensar, lo mejor que puede hacer para su partido es cerrar ese pico que tiene y dejar trabajar al resto. Su ciclo ya se termino.

    Saludos.