en A flor de piel, Así no, PTlife

Mi experiencia (mala) con Iberia

He esperado un poco a que pasasen al menos dos días antes de escribir lo que realmente pienso.

No llego al punto de regalar mis puntos de Iberia pero sí que siempre que pueda evitaré volar con ellos. Que te pierdan las maletas ocurre en cualquier compañía. Que las soluciones aportadas no sean satisfactorias, no tanto. Resulta que nuestro avión de NYC sufrió un retraso y perdimos la conexión en Heathrow. Se nos ofreció volver con Iberia en lugar de British Airways como teníamos contratado. Puede ocurrir que no llegue a tiempo tu equipaje, pero no es tolerable que el personal de tierra de Iberia no te atienda, ni informe y si tratas de saber algo más para quedar tranquilo: «Bastante que os hemos aceptado en nuestro vuelo, si os gusta os vais en el de las 14h con Iberia y a nosotros nos da igual».

Me pusieron de mal café; vamos ni quise pedir el desayuno que nos dieron en forma de vales de comida los de British porque ni me quedaban ganas para discutir.

En el último vuelo del día de British Airways llegaron las maletas. Superamos la prueba pero fue más por nuestra testarudez que por el interés de la compañía.

Una cosa es viajar en clase «plebeyo» y otra muy diferente que te azoten psicológicamente cual esclavo del imperio…

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Algunos familiares mios fueron tratados como escoria por dicha compania. De hecho, uno de ellos se quedo fuera porque estaba completo y ni siquiera le devolvieron el dinero, tuvo que ir a juicio y todo.

  2. La verdad es que en Iberia no tienen fama de ser precisamente atentos… yo sólo he volado con ellos dos veces, y ninguna de las dos veces he tenido ningún problema, pero no es la primera vez que me llegan noticias de su incompetencia.

  3. Mi abuela decía: Los refranes son ‘evangelios pequeños». Hay uno que dice: ‘candil de la calle, oscuridad de la casa’. En abril, cuando anduvimos por Madrid, el equipaje de uno de mis hijos se extravió. Viajábamos por Aeroméxico y el servicio en tierra allá lo prestaba Iberia. Fue excelente y aunque la falla fue imputable a los mexicanos, que arrancaron una etiqueta y la maleta no salió con nuestro vuelo, los ‘ibéricos’ se portaron a la altura. Quién los viera…

Webmenciones

  • Primeras impresiones de Budapest « Blog de Rosa J.C. 12/11/2008

    […] Comimos con Nicholas, después de que nos echasen de su Embajada (la de Trinidad y Tobago, ¡tan amables como en Iberia!), en la plaza de los Héroes. Nuestra pequeña odisea bajo el sol consistió en la búsqueda de […]

  • Rosa J.C. » Blog Archive » Primeras impresiones de Budapest 12/11/2008

    […] Comimos con Nicholas, después de que nos echasen de su Embajada (la de Trinidad y Tobago, ¡tan amables como en Iberia!), en la plaza de los Héroes. Nuestra pequeña odisea bajo el sol consistió en la búsqueda de […]