en A flor de piel, Así no, Por el corazón de Europa, PTlife

Invisibles en Budapest

Durante estos tres días por aquí encontré una ciudad de muchos contrastes. Con sabor, con personalidad, pero… con bastante gente que duerme en los parques. Mi hotel no está cerca de la sede del Global Voices Summit. Sólo he tomado un taxi, para venir del aeropuerto al hotel, así que he ido en metro como todo hijo de vecino. Esta mañana casi sola y el viernes con los currelas.

También se ve a gente que bebe en los parques.