en Libros, letras y sueños de papel, PTlife

Bubok, todavía en evolución

Lo reconozco, me encantó la idea de Bubok y desde el principio seguí sus pasos con entusiasmo. Antes de publicar nada allí, decidí probar a comprar un libro para ver cómo funcionaba. Compré «Qué inventen ellos» de Chiqui, gran amigo.

Finalmente el 9 de agosto pagué 28,10 euros por un ejemplar. Era el modelo de edicion más barato y, una vez en las manos, no da demasiada buena sensación pero eso no es lo que quiero comentar. Mi afición por el mundo de la edición se la debo a Juan Miguel Sánchez Vigil y mi época currelando en Espasa, así que no me iba a poner exquisita.

El libro llegó a mis manos la semana pasada. Es decir, dos meses de espera. Agradezco a Angel María que haya estado siempre atento, cortés y educado en sus correos. En ellos me explicó cada vez que me interesaba por mi ejemplar el tipo de problema que había y esperé pacientemente. Creo que sería mejor, en lugar de tener que preguntar, recibir correos informando del estado del pedido cada cierto tiempo.

La decepción mayor llegó al tener el ejemplar en mis manos. Está mal numerado. Las páginas pares van al contrario que las impares. Así que, como estaba bastante bien cuidada la maquetación, el resultado es extraño, mucho blanco en los lados y apenas se puede leer la parte interior de la página. Imagino que es por los primeros pasos, por falta de revisión o lo que sea, pero tendría que mejorarlo pronto.