en América Latina existe

Obama, otra mirada del sur del continente

Comenzaron por llamarse como a todo el continente. Ellos son «América». Después llegó la época imperialista, las invasiones maquilladas o los movimientos de hilos para derrocar gobiernos a placer. En ocasiones la droga era la excusa; en otras, la amenaza del comunismo. Eran excusas válidas para mantener su hegemonia.

En los últimos ocho años, si algo ha tenido de bueno la administración de Bush II es que ha ignorado casi por completo a América Latina, un lugar que se ha convertido para muchos inversores en refugio contra la crisis financiera. Los más agoreros dicen que aún no ha llegado. Veremos…

Barack Obama parece traer una nueva manera de relacionarse con el mundo. Su propio bagaje personal, su conocimiento del mundo más allá de las fronteras de su país, auguran una relación con el mundo más de tú a tú. Nace una época de relaciones multilaterales.

El presidente electo de los Estados Unidos es consciente no sólo de que se ha ganado a parte del núcleo duro cubano en Florida, sino también de que llega a la Casa Blanca sin grandes lastres y con los hispanos a su favor.

Ojalá se fije en los vecinos del Sur, pero para bien. Para construir de la mano.

Columna escrita para Noticias LA.