en Despeñaperros abajo

La máquina de tabaco

Estuve a punto de retirarme y no ir a comer. Quería llegar a la primera mesa de la tarde y la comida ha sido una pasada. No sólo por las risas con Juanpi Seijo, sino también porque mi madre estaría orgullosa de saber que comí lentejas caseras, mmm, con verduras y curry en La Madraza. Gran sitio.

Además, se lo ponen muy fácil a los fumadores. “Aún así muchos nos preguntan”, matizó la camarera al verme haciendo fotos con el iPhone.

¡Deja un comentario!

Comentario