en Argentina, Buenos Aires y otras debilidades, Así no, Política

No nos merecemos esto

Durante estos días en Buenos Aires hemos debatido mucho de sociedad y mucho más de política.

Andrés Durán presentó como curiosidad Publica Opinión para calificar con tags a los políticos. De paso entendimos lo que significa «chanta». Comenzó la sangre. A César le encantó a Josechu no le hizo gracia alguna.

La conclusión fue que cada pueblo tiene los gobernantes que se merece.  En principio, estaba de acuerdo, pero tras reflexionar no creo que sea totalmente acertado.

La lectura de este post de Edu en Enfoque Diferencial me ha hecho sentir bastante mal. Mal está que no asistan, pero que además, lo hagan con chulería y desdén es una falta de respeto punible contra los ciudadanos. Así es como se consigue que la gente ni vote, ni se involucre, ni crea en nada. Gracias por ser tan profesionales.

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Creí que Josechu era un político de una clase diferente a lo que estamos acostumbrados, que a un político 2.0 como él le parecería bien la iniciativa de Pública Opinión. Más aún, si se hiciera en España, creo que Josechu saldría muy bien parado.

    Saludos al otro lado del Atlántico

  2. Sí, sí, pobre Josechu, no me malinterpretes porque está claro que él es de otra pasta y es todo transparencia. Lo que ocurre es que también era algo triste ver como en ese sistema la gente sólo valoraba lo negativo. Eso es duro y desanima. Tampoco estaría bien si nadie se dedicase a la política, pero con historias como la que cuenta Eduardo, pasa lo que pasa…
    Tampoco es que se lo tomase mal, está claro que sus resultados si estuviese en España serían muy buenos, pero también es cierto que en ocasiones se aprovecha mucho la web 2.0 para enmerdar sin mesura.

  3. La razón por la que no me gustó mucho la iniciativa es que este tipo de plataformas suelen servir para montar guerras entre partidarios de unos y otros que suelen remarcar lo negativo y los estereotipos. Por eso no me convencen ese tipo de sistemas aunque si que me agradó el sistema que tienen para complicar a los «tramposos» el organizar campañas a favor o en contra de alguien.

    Resumiendo, que soy un convencido de que la ciudadanía tiene que participar más activamente, que tiene que disponer de canales de relación con sus políticos porque ese es un derecho para ellos y una obligación para nosotros, los que estamos en lo público.

    Y yo también tengo dudas, como Rosa, de que siempre tengamos los políticos que nos merecemos porque hay situaciones que no hay sociedad que se lo pueda merecer.

    Abrazos desde Buenos Aires, pronto en España :-)