en Media, redes sociales

Social media, las cartas boca arriba

Lucio Albenga ha escrito un interesante post sobre «el juego» de los social media. Destaco algunos párrafos que invitan a la reflexión:

Con el social media la comunicación ha cambiado y no es de 1 a muchos, ni de 1 a 1 sino de muchos a muchos. Esto quiere decir que si entras en el juego tendrás que entrar a jugar según las reglas y no te recomiendo que hagas trampas porque nunca más que hoy ha sido cierto aquello de: “se pilla antes a un mentiroso que a un cojo”.

La censura es imposible ya que todo el mundo puede tener voz en la red y puede contar una versión muy diferente de la tuya. Si esa versión diferente, que cuentan terceras partes, resulta ser la correcta, al final te encontrarás con el culo al aire y sin ni siquiera saber el por qué.

Otra vertiente del juego son aquellos jugadores que ellos creen que saben jugar y van por ahí dándoselas de expertos en la materia. Han abierto el paquete, se han leido las reglas por encima y han empezado a jugar intentando saltarse alguna regla aquí y ahí. A ojos inexpertos pueden pasar por grandes jugadores cuando en realidad son aprendices de tahur con las cartas marcadas.

Ese tipo de jugadores son los que podríamos definir como neo-spammers. Esos que te siguen en twitter para que tu les sigas y sino dejan de seguirte. Los que te mandan en FaceBook una petición de amigo porque sí. Los que están en todos lados pero no escuchan a nadie en ningún sitio y solo se limitan a regurgitar sus cosas una y otra vez. En definitiva quellos cuya conversación no es más que un slogan y un panfleto autopublicitario de sí mismos.