en A flor de piel, Pongamos que hablo de Madrid

Luis Pastor se pone serio… aunque daba risa

Una vez más se repetiron los gritos de: «no es una guerra, es terrorismo», «Bush, Obama, basura americana», «¿Cuántos más vais a matar?», «El silencio es complicidad». Y algunos que buscaban de una manera más directa la implicación del Gobierno español: «¿Dónde está Moratinos cuándo matan palestinos?».

Bastantes jóvenes traspasaron la valla que protege la estatua de Carlos III y uno de ellos tuvo la ocurrencia de quemar una bandera de Israel.

La polémica estuvo cuando parte de los asistentes coreaban contra Israel mientras artistas como Marwan cantanban. Luis Pastor, con cierto genio, puso paz. El público clamaba: «Las canciones no son soluciones». Algo de razón tenían, pues no estaba el cuerpo para festejos cuando se despoja de esperanza a un pueblo.

Luis Pastor pidiendo paz y respeto… a su manera from Rosa Jiménez Cano on Vimeo.