en Así no, Economía, Las chicas son guerreras, Made in USA

Bernie Madoff, ¿por qué nadie sospechó?

1. No se descubre un delito de cuello blanco a base de hurgar en auditorías. Primero hay que estar convencido de que existe un delito y luego buscar las auditorías para comprobarlo, no al revés. 2. Es necesaria una gran motivación para soportar la humillación de que a uno le tomen por loco. 3. Lo más importante, hay que aprender a sortear los mecanismos del sistema (cualquier sistema). Los que denuncian cosas no le caen bien a nadie.


Recomiendo la lectura completa del artículo de Bárbara Probst Salomon

¡Deja un comentario!

Comentario