en Economía, Media

Davos se hace «más social»

Lluís Bassets está haciendo una gran cobertura blogger del foro de Davos, destaco su enfoque sobra algunos aspectos que muchos periodistas «de toda la vida» desprecian, seguramente, por ignorancia:

Después de la exhibición de modos convencionales de la tarde, por la noche me encontré con un debate riquísimo sobre el uso de las tecnologías en las campañas electorales y en las nuevas formas de hacer política. El centro del debate fue, como no podía ser de otra forma, Barack Obama y su cambio, que no es únicamente político sino integral, de formas, de generación, y de tecnología. Entre los ponentes, Arianna Huffington, la bloguera nortamericana más famosa, Moises Naim, director de Foreign Policy y columnista en El País e Irene Khan, la secretaria general de Amnistía Internacional.

No puedo hacer ahora un resumen completo de la discusión, pero sí señalaré algunas de las ideas más impactantes. Las nuevas formas de participación que permite la tecnología producen un efecto sobre las instituciones similar a los movimientos juveniles del 68. Regresa la idea de que es posible una cierta forma de participación democrática directa, un regreso al ágora ateniense (esto le gustó especialmente a Arianna, que nació en Atenas). Los ciudadanos son productores de información, no consumidores pasivos, algo que debe conducir a una seria reflexión a los periodistas. Hay también interrogantes sobre esta evolución: la democracia representativa exige partidos políticos; mejorar la conversación democrática y la transparencia no debe significar un modelo de relación directa entre el líder y los ciudadanos: siempre es sospechoso y preocupante.

Enlaza este debate con el que acaba de terminar ahora y que he ido siguiendo en twitter mientras estaba físicamente en otros debates. Hay enviados especiales que están twiteando, reporteando online, a través de este fantástico soporte: una especie de sms de 15 palabras que se difunde en red (recomiendo a quien no lo haya experimentado que no tarde en conocerlo). Es peligroso el mundo de la multitarea y de la multiatención, pero Davos lo exige. Mientras estaba en el Laboratorio de Ideas del MIT y luego en la conferencia de prensa de Ban Kimoon sobre Gaza, se producía un fantástico debate sobre el futuro de la prensa escrita en el que participaban Steve Forbes o Lionel Barber. Hay que decir que aquí están todas las alarmas en rojo. Se van a perder puestos de trabajo a montones y va a empezar una transición llena de dudas y temores. 

Reproduzco algunos «nanoreportajes» Justo de hace una hora: «Jarvis: Si no cambiamos el periodismo habrá que dejarlo en el museo». «Forbes: la gente quiere saber qué significan las noticias. Pagarán más por noticias que no sean una mera commodity». El tema central es cómo financiar el periodismo de calidad. Parece que hay consenso sobre su futuro, pero no tanto sobre cómo financiar la excelencia. Hay quien piensa en fundaciones, en periodismo sin publicidad ni beneficios.

¡Deja un comentario!

Comentario