¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Si la crisis financiera mundial sirviera para parar un momento el reloj y que gobiernos, políticos y ciudadanos todos, reflexionáramos sobre cómo la sociedad opulenta ha basado gran parte de sus objetivos en el consumo desaforado, si sirviera para detener tanta sinrazón, si sirviera para sentir empatía por esa inmensa mayoría desahuciada por no poder acceder a agua potable por ejemplo, algo habríamos ganado entre tanta demencia e irresponsabilidad. Habría servido para recuperar algo de la dignidad que nos debemos como seres humanos.