¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Gracias Rosa :D
    Espero que te haya gustado la entrevista.
    Este señor es un crack y desde Balzac le admiramos y le respetamos.
    ¿Tu qué opinas de lo que dice él?

  2. A mi me parece que te da mucho juego el personaje y que está muy bien tu personalidad y ser irreverente, pero quizá se te va la mano un poco con él o con lo de ser o no relevante. Te hago la crítica con la mejor intentación y como una opinión más, con ánimo constructivo. Sí es cierto que sacas de él mucha información y consejos. El resultado es muy bueno e interetensa, pero quizá no hacía falta llegar casi a ofenderle.

    Me ha encantado la competición inicial por ver quién tenía más gadgets.

  3. Pisani se portó magnífico y asumió a la irreverente Ginatonic, pues es el personaje quien entrevista a Pisani que, a su vez, acabó entrevistando a Gina. En esta historia nadie ofendió a nadie, te lo aseguro, estuve allí. Y el tono se pactço pero no hay guión, es tal cual. Es una conversación humana, real, y muy necesaria.

    Un abrazo Rosa y gracias por embeber el vídeo!

  4. Hey, Héctor, ya sé que no era en serio la ofensa ni nada así. Además, aprovecho para felicitarte. El vídeo está muy bien y no sólo por el contenido sino por su calidad audiovisual. ;)

    Sólo quería ver por dónde me salía Gina, porque como tiene tanta frescura, esperaba alguna ocurrencia como respuesta. :P

  5. Podría decirte mil cosas, pero en principio era una «competición» entre el blog del contenido y el de las emociones.
    No hay nada que no haya explicado Hector en el comentario :D

    Cuento a modo de explicación (secretitos entre vestidores, jeje):
    No hay un guión tal y como se conoce. Hay unas preguntas que hay que hacer (que siempre hago más) y unas pautas de comportamiento: seducción, competición, provocación, complicidad, inocencia… Depende de cada entrevista para poder sacar a ese personaje que queremos. No hacemos entrevistas convencionales, pues todos los que entrevistamos están ya agotados de las típicas preguntas, de la superficialidad y de estar encasillados. Preferimos arriesgar un poco (aunque no siempre gusta a todo el mundo) y arrastrarlos a nuestro campo.

    Con Pisani no podiamos demostrar la admiración real que existía, pues no hubiésemos conseguido que nos sacara el kindel, ni nos hubiese hablado de esas anécdotas suyas personales. Hubiese sido el Pisani de todas las entrevistas y que hemos visto: monótono y profesional. Había que picarle un poco, jeje.

    ¡Ah! Y las críticas las acepto perfectamente como constructivas y me ayudan a mejorar para hacerlo mejor en un futuro. Así cuando domine el mundo como presidenta de la república mundial de no cometeré ningún fallo, jaw jaw jaw jaw (risa malévola)…

    Un besito ;)