en Media

Pianista en un hotel

Alguna vez me lo he preguntado… ¿Para qué? Estoy convencida de sus bondades y resultados. Sobre todo al ver los réditos que aporta o la idea que tienen los propios autores. Mi impresión sobre los blogs en medios es que muchas veces no se entiende la filosofía del blog, pero se quiere publicar bajo esa marca como sea. El mérito tendría que estar y el reto también, en conseguir hacerse comunidad propia, generar debate y atraer un público nuevo o los de siempre de esa marca pero con un interés en un tema concreto.

Además, en general, en los blogs de los medios se enlaza poco. Se convierten más en una columna para la web que otra cosa. Hay expcepciones, obvio.

Gracias a Paula Carri, llegué a este post titulado «Pianista de hotel» de mi admirado Juan Pablo Meneses, al que como a Enrique, conocí en el Congreso de Huesca.

«El pianista de hotel entiende rápido que la fidelidad de su público es casi nula: el mismo día que ellos se vayan, en su lugar aparecerá un nuevo pianista de hotel para entretener a la gente que sigue pasando.
El pianista de hotel sabe, si es un buen pianista de hotel, qué temas disfrutan los pasajeros mientras se toma un trago o esperan las maletas. Si es un mal pianista de hotel, durará poco.
El pianista de hotel tiene, gracias a su trabajo de pianista de hotel, un dinero asegurado para fin de mes. Esto es muy importante, porque de esta manera él siente que vive de lo que toca: aunque toca sin que nadie lo escuche bien.
El pianista de hotel juega a creer que tiene mucho público, que los asistentes se renuevan, que le piden autógrafos y él le cuenta a sus amigos de las miles de visitas que recibe a diario. Pero el pianista de hotel, si no le falla un tornillo, al final del día sabe que toda esa abultada audiencia no le pertenece».

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Sí, querida Rosa, coincido en lo que decís. El post de Meneses debería concluir con algo parecido a: el que ha sabido comportarse como un buen pianista de hotel, podrá componer una linda pieza contando su experiencia y hasta ejecutarla cuando le toque el momento de un concierto para piano en auditorio. No es fácil echar una mirada un tanto crítica sobre nuestros propios laburos, siento que Meneses la hizo y con altura. Le dejó algo positivo la experiencia. Bsos desde aryentina ;)

  2. Agradezco el link. Comenté alli a Juan Pablo Meneses que si el pianista del hotel tocara lo que le place, en lugar de hacerlo “cuando está afuera del hotel”, que es cuando él dice que “toca las cosas que realmente le gustan” seguramente se detendrían a escucharle [más que si toca lo que se supone que los otros desean oir, ya lo decía Oscar Wilde]. Y si nadie se para, tampoco le importaría porque al menos alguien le escucharía con gusto: él mismo. Y eso se hace hasta gratis.

  3. Tienes razón, lisi, sólo que en este caso, él comenta todo esto porque lo percibe pero Juan Pablo Meneses es precisamente lo que tú sugieres en el comentario: el gran pianista que capta y cautiva a la audiencia.
    Ah, no conocía tu blog pero me ha gustado mucho.

  4. Hola a todos. Aunque sea metafóricamente, estoy en desacuerdo con la visión que aquí se presenta de este trabajo.
    Pedro (músico de hotel).

  5. LLa música es un arte relativo.

    Muchos músicos de hotel son más músicos que muchos cantantes que llenan estadios y sólo son productos de marketing.

    Tomemos como ejemplo al primer violinista de la orquesta sinfónica de cualquier capital. Probablemente es una persona superdotada que ha estudiado música desde los 4 años y todavía practica 8 horas diarias para que el segundo violinista, otro superdotado, no le quite el puesto. Ellos, que tienen todos los conocimientos musicales y aptitudes, nunca llegarán a ser el 0,000…000001,% de ser conocidos como The Beatles, 4 peludos autodidactas que con 4 acordes y gracias a su simplicidad dieron en el clavo. ¿Quién es mejor músico?
    Yo también sé más música que Los Beatles, lo que no me sirve de mucho si comparamos las cuentas corrientes.

    No estoy capacitado para tocar con ninguna sinfónica, ¿pero sabes una cosa?
    Los más de cien músicos que componen una sinfónica no son capaces de ganarse su sueldo según las leyes de mercado, ya que una orquesta tan grande normalmente se mantiene con los impuestos de todos para que sólo las elites disfruten de su música. (Haz cuentas: sueldos músico/espectadores).Según las leyes del mercado el chiki-chiki es mejor músico que la sinfónica. Pero es comprensible, pues sólo viven tocando temas de hace 200 años no? Y encima son tantos que nos los conoce ni dios.

    El otro día, de paseo por la playa, encontré a un hippie tocando la conga que me hizo pasar un buen rato. A este no creo que lo saquen en el telediario pero para mí es un buen músico.

    La música es un arte universal y libre. Desde hace 18 años pago todas mis facturas con la música. Hay mejores músicos que yo que no lo consiguen y también hay peores que tienen casa en Miami.
    Mi trabajo es menos monótono que la media. Sólo son 3 horas al día, con gente que está de vacaciones y generalmente de ”buen rollo”. Recibo aplausos sinceros y sin compromiso ya que el público es totalmente libre (¿cuantos trabajos conoces que te aplaudan cada 5 min. aprox.?), y si hay días que no te aplauden, qué quieres que te diga: están en su derecho, yo soy el primero al que no le gusta casi nada de lo que ve (pon la tele a cualquier hora)…Ese es el mejor momento para practicar esa canción nueva que hay que pulir y que ayuda a que la jornada se te pase volando…..

    Pedro (músico de hotel)