en Cine

Vals con Bashir

Bajo ningún concepto vayais a ver la segunda parte del Che. «Che, Guerrilla» es aburridísima, monotemática y plasta. Y mira que me gustan los biopics… En cambio, Vals con Bashir, me encantó. No sólo por la historia que relata, sino también por cómo está hecha. Ayer, hablando con David, me descifró algunas claves de lo que allí ocurrió. Además, hace algunas reflexiones interesantes sobre los recovecos de la memoria humana.