en A flor de piel, Cine

Slumdog Millionaire, un cuento agridulce

Tenía curiosidad por ver la nueva película de Danny Boyle, para mi y hasta ahora, el director de Transpotting. Slumdog Millionaire está bien construida, retrata la crudeza de la vida en Bombay para los que nada tienen, con la facultad de arrancar una media sonrisa condescendiente en los momentos más duros.
Maneja bien los tiempos y las historias cruzadas, engancha y enternece
. El aire de fábula invita a creer una historia nada creíble, pero que retrata un sueño tan imposible como ejemplar.
No es Bollywood, claro que no, y no tiene porqué serlo todo lo que se haga en la India o sobre la India, ¿no?

Deja una respuesta a danimetrero Cancelar respuesta

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. a mí me gustó mucho todo menos la historia romántica. creo que no era necesario tanto pasteleo y que es una concesión que se entiende aún menos teniendo en cuenta las pocas concesiones que hace la película en otros temas (especialmente mostrando con una dureza muy elegante la vida de los niños).

    creo que tendría mejor sabor de boca si me hubiera salido de la peli algunos minutos antes de que terminara…

    un saludo,