en Media, Periodistas, PTlife

Nuevas perspectivas, retos e ilusiones

En las últimas semanas han cambiado algunas cosas en el plano laboral. Teóricamente eran cambios menores. La realidad los ha convertido en un cambio de rumbo, costumbres, ritmos, rutinas, labores… Ahora estoy más cerca de buenos amigos y gente que admiro profundamente. Tengo mucha gente de la que aprender, me enseñan y escuchan. Mientras trato de corresponder tanto cariño y generosidad con entrega e interés. Por suerte, hemos venido un buen grupo de compañeros.

El día 9 terminó mi labor en Prisacom, lugar en el que dejo un buen puñado de amigos, muchos recuerdos, enseñanzas y experiencias. En casi dos años he adquirido más conocimientos de los que imaginé. Agradezco por encima de todo la confianza depositada a partir del verano.

Desde el mismo día trabajo, oficialmente, para EL PAíS. Hace no demasiado tiempo me hubiera parecido un sueño. Ahora me sigue pareciendo la oportunidad de mi vida. El mejor sitio posible para hacer periodismo en mi idioma, para explorar un nuevo medio, para descubrir un lenguaje, para construir en un momento estratégico.

A los lectores de este humilde blog os quiero dar las gracias por la paciencia y fidelidad en estos días de «blogueo» a medio gas.