en A flor de piel, ciberactivismo, Internet, Política, Tecnología

Moldavia, Twitter Revolution

Esta vez, la revolución no será televisada. Ni en broma.
— Actualización al final del post —
Ya está bautizada como la Twitter Revolution.

Twitter echa humo, se agolpan los mensajes. En la mayor parte de los casos insisten en que Rumania no tiene nada que ver, culpan a la propaganda rusa del entuerto y lo utilizan para organizarse: para denunciar raptos de personas por supuestos civiles, para explicar cómo saltarse la censura que intenta evitar la entrada a Facebook. Hay algunas fotos con móviles, crónicas en blogs que no comprendo. También vídeos en YouTube.

Este viernes a las diez de la mañana hora local han convocado una manifestación masiva. Entre Facebook y Twitter han conseguido convocar a más de 10.000 personas, es decir, gente con acceso a la red, pero estos, sólo son nodos.

Al comienzo de la mañana del miércoles, el primero en ponerme en la pista fue el periodista que siempre mira al este, desde Estonia, Pablo Veyrat.

Actualuzación 10 de abril a las 23:05
Una activista tiene muchas posibilidades de ir a la cárcel, está acusada de incitar la «Twitter Revolution», aunque ya está mucho más calmada. Mañana se prevén más protestas.
Hasta el momento, oficialmente hay cinco detenidos.
Estos actos comienzan a considerarse como los primeros pasos de un conflicto algo más largo.