en Media

Una reflexión sobre la revolución Twitter en Moldavia

, me flipé. Ahora llega Ethan, alma mater de Global Voices, blogger empedernido y sobre todo riguroso estudioso de la blogosfera y nos pone las peras al cuarto. No me duele que me saque los colores porque me parece interesante su fórmula para demostrar el escaso peso de Twitter en la revolución (casi que lo dejamos en protestas) en Moldavia.

A la prensa nos gustan mucho los titulares rompedores. Él, impulsor del periodismo ciudadano de calidad, meticuloso y con capacidad de análisis, nos invita a repensar lo dicho. Gracias, Mr. Zuckerman.

Deja una respuesta a Rosa J.C. Cancelar respuesta

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Hola, Rosa.
    Este señor es fascinante, me alegra mucho que hables de él porque creo que todavía en España no se le conoce demasiado. Perdona el enlace que me autopongo pero es que ahí hay muchas cosas buenas que se me ocurren decir de su trabajo…
    http://tinyurl.com/djft8y

  2. Me surjen las dudas sobre la capacidad de alguien no nativo de destripar los entresijos de un fenómeno social de otro país. ¿Cuántas claves políticas culturales, e internas de Moldavia se escapan a ese análisis?

    De todas formas es interesante analizar los mitos que construimos sobre la sociedad red y los límites del activismo en Internet.

  3. Lobo, hay niveles y niveles. Hay análisis y análisis… Públicos y publicos. Y eso es lo primero que aprende un periodista/comunicador. Y eso es algo que quizá tú no sepas y prefieres cuestionar el trabajo de otros en lugar de decir que lo que tenían que hacer era contratarte a ti para hacerlo y seria perfecto y muy muy interesante para todos los que son unos entusiastas de temas como este. Todos saldríamos ganando, pero no sé si el resto de la audiencia lo comprendería, le interesaría, etc… Incluso puede que los medios no estuvieran dispuestos a contratar a alguien que sólo hablase de esos temas de manera muy completa y competente, pero minoritario al fin y al cabo. Gracias por pasar por aquí después de tanto. En fin, quizá no era el mejor día para ponerme este comentario.

  4. Para empezar no tenía ninguna aspiración a que me contraten para analizar los acontecimientos de Moldavia porque ni conozco la política moldava ni conozco Twitter.

    Mi opinión es que lo que presenta Zuckerman es sólo un análisis de tantos que he visto a posteriori sobre la «Twitter Revolution» de Moldavia. Por tanto hemos de ponerlos todos encima de la mesa, sopesar los argumentos y sólo entonces llegar a unas conclusiones antes de tirar abajo la idea de que estábamos ante un ejemplo de libro de smartmob. Es un trabajo que lleva su tiempo. Supongo que de aquí un tiempo veremos algún trabajo conclusivo sobre el tema.

    Aunque en fin, todavía por ahí leo a quienes quitan hierro a los ataques DDoS contra Estonia en mayo de 2007 mientras otros cuentan que el acceso de Internet al país tuvo que ser bloqueado.

  5. Estoy en la fase de acumulación de textos, noticias, análisis y demás para un proyecto sobre guerra y activismo en red. Así que me olvidé de darte la gracia por ponernos sobre la pista del análisis de Zuckerman.

    Hay mucha chicha que cortar sobre si estamos viendo lo que queremos creer y soñamos sobre el uso de la Red en el activismo político o si realmente ya estamos siendo testigos de nuevas formas de organización y movilización. Por eso me tomo con mucha cautela los puntos de vista tajantes.

    Y no es que me pasara por aquí hoy. Siempre lo hago. Sólo que rara vez dejo comentarios bajo el nombre de Lobo. Es lo que tiene escribir en cuatro blogs. ;-)