en Libros, letras y sueños de papel

Puertas al mar

Lore nos cuenta su experiencia en la Feria de Libro de Sevilla y algo mucho más grave, porque se confunde fondo y forma, y se trata de parar el reloj y continuar con la tala de árboles. En la feria del libro de Madrid, se prohiben los libros electrónicos.

La otra historia es sobre la feria del libro de Madrid, que dará comienzo el 29 de mayo. Aquí, en una demostración de modernismo (leáse con mucha ironía), se ha prohibido el ebook. Pero no sólo los dispositivos (lo que podría ser comprensible para que no se convierta en un salón tecnológico), sino también los contenidos electrónicos. Otros intentando poner puertas al mar y cerrando los ojos ante lo que ya es presente.

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Siento mucho decir esto pero el asunto ebook no me gusta.Soy un romántico.
    Sobre el aspecto ecológico de «tala de árboles» me gustaria decir que, sinceramente…
    ¿Cuanta energia, materiales y dinero hace falta para fabricar un ebook? ¿Existe algún tipo de balance energético y material? Que evalue eclécticamente el impacto ambiental de un libro normal frente al impacto ambiental de un ebook. Incluyan el asunto de las baterias y su toxicidad ambiental, no se les olvide eso.¿Existe algún estudio razonable sobre estos asuntos? Me temo que no ,saben porqué…porque he sido comercial y como comercial tenia que vender lo que me decían y me daban un argumentario muy bien desarrollado y completamente parcial…Si,si…he dicho parcial.Y no se fomentaba ningún pensamiento critico. Lo que decia el jefe de ventas era la ley…

    Lo siento , pero soy un romántico. No niego que me guste la tecnologia pero no acaba de convencerme el asunto.

    Un beso rosa, para Rosa.