en Libros, letras y sueños de papel

Puertas al mar

Lore nos cuenta su experiencia en la Feria de Libro de Sevilla y algo mucho más grave, porque se confunde fondo y forma, y se trata de parar el reloj y continuar con la tala de árboles. En la feria del libro de Madrid, se prohiben los libros electrónicos.

La otra historia es sobre la feria del libro de Madrid, que dará comienzo el 29 de mayo. Aquí, en una demostración de modernismo (leáse con mucha ironía), se ha prohibido el ebook. Pero no sólo los dispositivos (lo que podría ser comprensible para que no se convierta en un salón tecnológico), sino también los contenidos electrónicos. Otros intentando poner puertas al mar y cerrando los ojos ante lo que ya es presente.