en Media

Los ‘reality bites’ de Enric González

Evidentemente, las reglas de Perdidos en la tribu son las reglas televisivas: todo se convierte en plató, todo el mundo es personaje, todo responde a un guión. Todo está arreglado, en fin, para que parezca real, sin serlo. ¿Alguien espera, en serio, que el brujo de la tribu se coma a un concursante?

El que quiera realidad de la buena, más real aún que las partículas subatómicas, que eche un vistazo a su cuenta corriente. Descubrirá que el mundo real ofrece auténticas maravillas: hipotecas que suben cuando los tipos de interés se arrastran por el suelo, comisiones llenas de fantasía, pura poesía hermética en letra pequeña… No es agradable, ¿verdad? Pues para eso está la televisión, para olvidarse un rato de lo otro.

Vía | EL PAÍS

¡Deja un comentario!

Comentario

  1. Siempre ha habido «Distractores». Forman parte del «circo» de los medios.
    Hoy es «Perdidos en la tribu». Mañana se trata de un escandalo de la prensa Rosa. Pasado mañana nos dicen que hay una nueva serie que es magnifica. Y el fin de semana venga futbol.
    Y la liga de futbol se acaba…¿En que van a pensar los españoles ahora?
    ¡Hay que evitar que piensen en la crisis y en que el sistema no funciona! Un sistema amparado en no se que concepto llamado :»neoliberalismo» o algo asi.
    Una sabia elección como especie. Me enorgullezco de ser un ser humano.
    ¿Y mañana que?

    ¡Pan y circo! ¿No se acuerdan de los Romanos ?

    Esto es lo mismo pero con tecnología de por medio.
    No hemos cambiado nada. Por eso me considero un chimpance con pelo o sin él.